domingo, 5 de noviembre de 2006

Miedo

Para Marlène
- Devoraré todo tu cuerpo, dijo el Lobo.
- Si me arrancas primero el corazón, respondió Caperucita, seré tuya para siempre.

No pudo evitarlo: se adentró en el bosque mientras Caperucita, sabiendo que no volvería a verlo jamás, derramaba una sonrisa amarga.

1 comentario:

Anónimo dijo...

¡Qué honor! Muchas gracias Hino. Es la primera vez que un escritor (adémas desconocido :) ) me dedica algunas líneas... No lo olvidaré (y no te olvidaré tampoco...)