lunes, 20 de noviembre de 2006

Nota del editor

Si oberváis que el escritor ha perdido creatividad o imaginación en estos últimos días, os estaría agradecido si lo comentarais. Está refriado en estos días y creemos que lo mejor es dejarlo descansar unos días, pocos, lo prometemos. Si alguna tiene alguna sugerencia, petición, comentario, crítica, serán bienvenidos. Y ahora dejemos a nuestro atribulado escritor descansar un poco y que disfrute de su merecido chocolate caliente. Por cierto, si alguien sabe lo qué significa atribulado, ¿ME LO PUEDE EXPLICAR? Gracias. Si alguien es adicto o adicta a este blog, intentaré encadenar a nuestro escritor que, no lo olvidemos, nos pertenece a la silla que lo conecta con las tranquilas calles de Cutrelandia y con el viaje iniciático de Aurora, una primera luz, a las calles de este reino que poco a poco empieza a convertirse en nuestro hogar, para que vuelva a contarnos sus aventuras y desventuras, que poco a poco también son las nuestras. Aunque seamos extranjeros, sentimos el único bar de este reino como nuestro. Esperemos que nuestro escritor, qué vergüenza, ponerse enfermo, pronto esté con nosotros.

2 comentarios:

Unbeso dijo...

Espero que nuestro escritor se recupere pronto, el chocolate caliente es una buena terapia pero te recomiendo un buen caldito de fideos. Yo mientras me sentaré a esperar en el unico bar de ese reino (virtualmente ya que estoy tan lejos...quizas me tome una copa de vino caliente a la salud de nuestro enfermo escritor) a que se mejore y nos cuente más nuevas de como Antoin recuerda las sonrisas y de como Aurora no descanso hasta verla (quizas a lo lejos) por ultima vez.

Anónimo dijo...

Perdón por mi ausencia en estos últimos días, ya que estuve errando por bellas tierras al norte del Sur.
Y esperando que mi querido amigo escritor se mejore de su resfriado, me reitero en mi petición de dar más importancia a la pequeña Cactus.
Un beso.