sábado, 13 de enero de 2007

Ausencias

Y estás cerca, a escasos metros, a una caricia de distancia, Cactus, pero sé que todavía estás en otra ciudad y mis manos no saben, lo han olvidado en estos días, llegar a tu corazón; la cama se hace cada vez más ancha. El mundo se llena de problemas absurdos, de odios tribales que van de una idea a otra, de extrañas letras que mueven al refugio, a la huida, a perderse en una casa para no salir jamás. Sin embargo, hoy la casa está habitada por fantasmas que yo desconocía y en nuestro rincón hay más años de los que jamás podrán soportar nuestras pieles.

1 comentario:

Cris dijo...

Excelente. Lo escribiste tu? Me topé con tu blog de casualidad...
Así que no pienses que fue por irrumpir.

Me gustaría que visites mi blog también.
http://mycris.blogspot.com

Bye y suerte.