viernes, 26 de enero de 2007

Hombres libro III

En estos días hablar ha sido difícil para nosotros, ha sido complicado para mí. Estar a ambos lados del sistema y comprobar que los dos pueden acercarse tanto es triste; saber que la estupidez humana es infinita duele siempre. Todo duele, también saber que el mismo día en que Antonio Machado murió muy al norte, como tantos otros exiiados, los legionarios libro de Manolito Palomares fueron a buscar a Juan de Mairena se hace imposible de entender. Puedo entonces entender a los rebeldes, a los que huyen del sistema, pero saber que ellos simplemente pretenden cambiar su sistema es absurdo. El mundo debería ser otra cosa, estas ciudades deberían tener rincones donde enseñaran a pensar pero todo es miedo. Se buscan historias que entreguen al ser humano a la indecencia de vivir sin pensar más que en morir sin haber vivido, y se llaman actos sociales. ¿Es este el país de Manolito Palomares que hubiera adorado Tito Paco? Algunos de los científicos más reputados, que fueron legionarios un tiempo, hablan de clonar a Tito Paco como hicieron los yanquis con Walt Disney. Sería, se dicen, un acto de justicia ahora que algunas ciudades lo consideran alcalde honorario a perpetuidad; es obvio, dijeron ayer los hombres libro rebeldes que se ha convertido en alguien muy popular. Uno de los populares, podríamos decir, en palabras de Federico, más conocido como el pensador. La vida, a veces, en una tierra como ésta se torna absolutamente absurda. Y hablo yo, como traidor a todas las causas que me han convertido en lo que soy.

No hay comentarios: