lunes, 22 de enero de 2007

Un poco de tristeza nunca viene mal al corazón

Para Heidi

Siempre es la vida, siempre es un momento que esperábamos y se nos fue sin habernos percibido; alguna ilusión que muere al despertar, cuando apenas ha penetrado en nuestros corazones. Así surge la tristeza: se vive, y no todo sale bien; entonces llaman tus amigos, se preocupan por ti, pero la ciudad queda demasiado lejos. Queda un poco de dolor en la cama, que se aloja en el corazón. Nos duelen entonces los dedos y escribir es un esfuerzo. Surge así, algunos lo llaman tristeza. Y queda en ti durante algunas horas. Sólo entonces comprendes que a veces vivir no es lo que tú esperabas.

2 comentarios:

J dijo...

Casi, casi... Maestro, un poco más y me vuelvo sensible y todo al leer esta pieza suya, maestra como pocas. Menos mal, menos mal que me puse en el Youtube "Mira quién coño baila" que si no...

Moi dijo...

Hey, chico, que me voy a poner tierno. Lo peor es que la tristeza viene de las cosas que pasan. Ya te contaré. Un peazo de abrazo desde Sevilla. Hino.