domingo, 18 de marzo de 2007

Kiko en el Alamillo





Y las palabras del hombre invisible nos hicieron ver tantas cosas: importa estar vivo, una sonrisa, importa saber que te han roto el corazón y seguir adelante es necesario. No hay otra posibilidad: reír y llorar. Importan todas las cosas que no cuestan dinero. Así nos lo decía él: enamorao de la vida aunque a veces duela. Lo demás, lo dice él, lo repiten sus amigos, lo demás son tonterías.

1 comentario:

Anónimo dijo...

A ver si te paso una foto que se vea mejor, se lo diré a mi apoyo técnico.