jueves, 26 de abril de 2007

De hipocresías varias III

Salí a la calle y mi ciudad estaba en obras. Encontré soledad, ridículos disfraces, callejones sin salida, gente que caminaba con libros de instrucciones en los zapatos, risas enlatadas. Escuché aplausos a lo lejos.Todo me era ajeno: un inmenso agujero negro. Tantas máscaras, dijiste, y tan mal repartidas.

1 comentario:

Un beso dijo...

Disfruta de la feria!
Un besazo