martes, 24 de abril de 2007

Relatos hiperbreves XXI

Para Manolito

- Un buen profesor, dijo delante de todos sus alumnos, es aquel que se va haciendo progresivamente innecesario.
- Maestro, tengo una pregunta.
- No soy maestro, soy profe... ¿Qué más da? ¿Cuál es la pregunta?
- Maestro, eso, lo que ha dicho, ¿entra en el examen?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Ese niño, el que preguntó si aquella chorrada del maestro entraba en el examen, fue casualmente el mismo que, muy acertadamente, averiguó que el verso medía exactamente 8.5 centímetros. Una duda se apoderó de él, regla en mano: ¿era aquello un octosílabo o más bien un eneasílabo? Dedujo (aunque él diría dedució o quizás ni usaría esa palabra) que debía ser más bien de nueve sílabas, pues todo el mundo sabe a estas alturas que un 4.5 es un aprobado.
No se ha confirmado que fuera el mismo alumno que aseguró en un examen que los antiguos pobladores de la Península Ibérica (antes de la llegada de los romanos) eran los PERICLES.

Sorel dijo...

:)
Calla, calla, que por lo del día del libro he hablado de libros con mis alumnos de 1 de la ESO y me he enterado de que Cervantes murió en Alfacar y está enterrado en Fuente Vaqueros. Es que aquí en Granada son muy Lorquianos.
Otro me dijo que Cervantes era manco, y que escribió el Quijote en la cárcel con la mano que le quedaba (evidentemente).

Anónimo dijo...

Maestro si te dibujo en el examen el escudo der Sevilla ¿me subes la nota?

H. dijo...

Niño, te lo he dicho miles de veces. Sólo si lo haces bien. Un abrazo, Gus.