miércoles, 8 de agosto de 2007

Sombras

Apagaste las luces de la casa y todos los rincones quedaron a oscuras: restos del día que habías compartido con tanta gente se apagaban ya. Se hizo un silencio tranquilo en todas las habitaciones y las camas todavían no estaban vivas para la noche, cercana ya. Todo estaba en sombras, aún, y las sombras eran yo.