miércoles, 10 de octubre de 2007

Escúchame entre el ruido II

Disfraza los gritos, susurros ya. Sería mejor así, escucharnos poco a poco y saber si tu voz me llega entre tantas paredes. Sería mejor así, recordar palabras que me emocionan ahora que han desaparecido. Ahora que te descubren otro mundo cuando las raíces fueron otras en su momento. Y no habrá nombres por ahora, sólo llamadas anónimas, sólo destellos de una vida en nuestras manos, de una noche que muere en las paredes. Una auténtica pena, dejar que el tiempo se consuma entre gritos. Escúchame, estoy cerca y no lo sabía; la vida llama y todo debería quedar entre tú y yo. Escúchame, alguna vez, y sabrás que tengo miedo en ocasiones y las calles parecen más oscuras entonces ahora que no hay nadie que pueda caminar conmigo. Escúchame, alguna vez, y sabrás que me calma tener el silencio entre mis manos. Y que la vida me emociona -tanta belleza duele- aunque sea este el mundo en que vivirla. Escúchame ahora que vivo entre cuatro paredes, no soy un héroe, y un café nos espera. Escúchame.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hino,�t� has podido dormir hoy? Es que yo he dado un mill�n de vueltas pensando en todas las veces que tuve la oportunidad de conocerte y no salieron bien, las que te le�a y no sab�a c�mo publicar en tu blogg,las que sin conocerte realmente te ech� inmensamente de menos- qu� verdad cuando lo escribiste-, todas aquellas en las que necesit� intensamente que me escribieses un cuento. Me has quitado el sue�o...Para m� interesante no es lo mismo que mejor. D�jame disfrutar de esto, de toda esta conexi�n accidental, de �sta parte de ti. D�jate a ti disfrutar tambi�n.A lo peor te decepcionar�a conocerme y yo no sabr�a qu� decir.� C�mo expresar lo fascinante que me parece que siendo de la misma edad aproximadamente -yo tengo 30-, y compartiendo el mismo vocabulario t� seas capaz de encontrar palabrar tan perfectamente adecuadas a los sentimientos?. � C�mo pedirte que me dejes ser un poquito la que te escuche cuando la ficci�n no te protege?.�Con qu� derecho ped�rtelo? .�C�mo defenderme si de delante de ti no me sale hablar?.�C�mo darte las gracias?.�Podr�a quedarme parada y en silencio, mir�ndote igual que miro cuando leo lo que escribes?.
Debes tener una idea muy aproximada de qui�n soy porque con tanta decisi�n no veo que te est�s dudando por si soy la mujer de un amigo tuyo, el butanero, alguien que pretende jugar contigo y con tus sentimientos, una monja, un chico, un sacerdote, la misma Esperanza Aguirre...
Esta noche vamos a dejarnos dormir un poco �vale?. Y gracias por hoy, sabes que te las dar�a.

H. dijo...

Seamos sinceros: si perdemos que sea porque lo hemos intentado. Que no quede otro miedo y, no, por ahora, soy incapaz de saber quién eres. Y nada, si eres alguien que quiere jugar con mis sentimientos, mala suerte. Se vuelve a empezar que para eso existe la vida. Y si eres Esperanza Aguirre, no te preocupes: era mi enfermizo sueño erótico enfermizo. Dios, lo que acabo de decir. Argggh, voy a vomitar.
Ahora en serio: si pierdo que sea por haberlo intentado y no por dejar que la ficción nos pueda. Que el café nos deja entre las cuatro paredes, ¿qué más da? Siempre podrás seguir leyéndome, siempre podré seguir escribiendo. Besos, y hasta cuando tú quieras. Una última cosa: las palabras sencillas me calan mucho más que las que yo pueda escribir. Así se resume todo. 30 años, somos casi iguales; yo tengo 25... Que no, que es broma.