miércoles, 31 de octubre de 2007

Un día

Hino mira al blog y, después de mucho tiempo, encuentra pocas cosas suyas. Ya no hay paredes con las que construir una casa porque la casa es la vida. Y en la ciudad hay calles que necesitan ser visitadas. Es agradable, piensa, escribir textos como I'm on fire pero sería mucho mejor decirlas al oído, en una habitación para dos, a la luz de unas velas que nunca nunca agoten la noche. Sería genial volver a las aceras y encontrar a gente hablando con nosotros. La vida, pasa, y a veces lo olvidamos. La vida pasa y algunos necesitan encontrarla. Volveré por aquí pero será de cuando en cuando. Sed felices. Os echaré de menos.

1 comentario:

Lucía dijo...

Ha sido un placer absoluto poder leer lo que escribes hasta ahora.Y ya sabes, tienes mil vidas por delante. Cuídate, ¿vale?
Un beso.
Lucía.