miércoles, 5 de diciembre de 2007

Ecos

Busca, le dijeron, tu voz en otras voces. Intenta encontrar una máscara apropiada para ti. Y, sobre todo, no dejes, si vas al bosque, que las ramas de los árboles te oculten el camino a tu casas, los pasos que te han de llevar a encontrarte contigo mismo. Y con alguien más, si no estás solo. Así fue como decidió salir del rincón en el que se había ocultado durante semanas.