domingo, 30 de diciembre de 2007

Fin de semana

Finjamos que hoy es viernes,
la noche ha llegado y nada nos importa ya,
excepto tú y, a veces, yo; yo, y, a veces, tú.
Envuélveme en tu sexo húmedo,
en la insaciable oscuridad de unos labios
agotados de ser mi arena, cansados de esperar
que toda orilla quede en nosotros.
Siéntate, así, a mi lado,
ahora que no hay nada aquí,
siéntate y olvida el tiempo:
hace frío pero no nos importa.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hey, esperaré la versión definitiva, pero esta me gusta mucho.
Un beso
Tu editora