domingo, 16 de diciembre de 2007

Instrucciones para empezar otras historias diferentes

Se coge a una chica que viene de una cena de Navidad, y se siente extraña porque todos piensan que es distinta de lo que realmente es, una chica cuya palabra, en estos días, es perturbación. Hay ya tantas sombras. Y se coge a un chico cuyos últimos meses están siendo difíciles, demasiado difíciles, en un contexto tan conflictivo como el de un instituto. La chica, que ha pensado varias veces en llamarlo en estos días, algunos días ha estado incluso a punto de marcar el teléfono, no se decide. Otra historia, ¿para qué? Pero todo es fácil, no se necesitan aplausos, se ncecesita levantarse, animarse un poco, marcar unos números que no conoces aunque los hayas visto mucho en estos días y hablar con una voz que apenas conoces pero que podría decirte muchas cosas.

No hay comentarios: