jueves, 17 de enero de 2008

De frustraciones varias

Érase una vez un hombre que cada día iba a hablarle a una pared pero, inesperadamente, ésta no respondía: lo intentaba cada día, a cada hora, pero hay cosas que no pueden ser y además son imposibles. Y nadie puede, por ahora, encontrar un hueco por el que entrar en esa pared y ver qué hay detrás. Alguna vez será.

3 comentarios:

Un beso dijo...

Alguna vez estaremos completos

Joselu dijo...

Así son mis alumnos de tercero de la ESO.

Gus dijo...

Yo sé de uno que se lamenta en la puerta de entrada del IES ¿por qué no están abiertas para que fluya la desgana, la desidia y la apatía por el conocimiento?
Quede como guiño la célebre canción
"Abre la muralla"
"Cierra la muralla"