lunes, 7 de enero de 2008

Frío

Oh, amor, amor impío, amor profano, yo te invoco, en estas horas de invierno en las lo que más apetece es un poco de calorcito en las costillas. No me olvides, oh amor impío, en estas horas de frío.

4 comentarios:

Sorel dijo...

Con el frío que hace, no me explico cómo puedes tener ganas de hacer esas cosas. No tienes el cuerpo "cortao"??
Ponte otra manta encima, y aleja el pecado de ti.

Nota mental del censor: Qué asco me das, me recuerdas a mí. :)

BUTANERO dijo...

Uffmm, había leido cosas sobre zoofília pero esto de tu cosifilia es perturbador. ¿Tanto te gustan las estufas?

Un beso dijo...

Como se te echa de menos en el exilio!!!

H. dijo...

Feliz año, preciosa. A ver si me cuentas por dónde queda el exilio. Besos.