martes, 22 de enero de 2008

Héroe de papel II

Cansado Sancho de buscar un amigo en los anchos campos de Castilla, de buscar un alma gemela con la que recorrer los caminos polvorientos de una tierra que siempre será suya, de dominar el lenguaje de unas calles en las que ha ofrecido ayuda a todo aquel que se la he pedido, decide, en un acto irremediable de fe, crear el más grande amigo imaginario que los siglos han visto y verán. Lo llamará Alonso Quijano y lo disfrazará de antihéroe, para enmascarar la soledad que le embarga. A él lo seguirán considerando, siempre en casa mientras la vida pasa, el tonto del pueblo.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha encantado, me gusta mucho cuando das estos giros a los personajes literarios. Ya diste por ahí alguno a personajes de cuentos infantiles, si no recuerdo mal.
Tu editora, y van dos en un mismo día. Guauuuuu.

Cris dijo...

Maravilloso (¿para qué añadir más?)

Joselu dijo...

Un giro narrativo que, quizás, no hubiera desagradado a Cervantes, y eso que no le gustaba que le tocaran a "sus personajes".

Anónimo dijo...

Genial. Esto lo hace Augusto Monterroso y estaríamos hablando de unos de los mejores microrrelatos nunca escritos. Como lo has hecho tú, sólo lo decimos tus incondicionales.

Un beso dijo...

Esta en venta su amigo imaginario? Yo desde que no conseguí vender el mio, los colecciono.

H. dijo...

Ese amigo, nunca, preciosa, porque lo adoro, y, además, fue el tema que me ayudó a aprobar las oposiciones. No podría dejarlo jamás. Lo siento.

covi dijo...

En serio, qué lejos estás, pero qué suerte también esa distancia. Eres un valiente, tal vez has traspasado la frontera de la osadía, pero no te has arredrado, además, lo regalas al que se acerca, al que sabe encontrar en la magistral lectura de una obra maestra, detrás de la tierra vieja.