domingo, 27 de enero de 2008

Ti voglio bene

A la mia sorellina, mi manchi
En días de verano con sol y humedad, la sensación de que el aire no nos dejaba respirar era grande. Buscábamos así formas de distraer tanta calor, tanto cansancio. Tú empezaste a construir un corazón con nuestros nombres y todo parecía idílico: la gente se acercaba a vernos y contemplaba, con entusiasmo, aquel inmenso gesto de amor. Allí estaban nuestros nombres, rodeados de tanta ternura. Algunos de los presentes decidieron hacer alguna que otra foto y tú pensaste que era una gran idea, así que te acercaste a por nuestra cámara. Era agradable verte caminar; nos besamos y decidiste que era hora de fijar tanto amor. Sin embargo, al intentar hacer la foto, una ola borró nuestros nombres, se llevó parte del corazón. No hay nada, dijiste entonces, que pueda pasar. Pero yo tuve la maldita sensación de que tanta pasión desbordada acabaría por ser tranquilidad. Algún tiempo después, nos cruzamos alguna que otra vez por la ciudad, después de entender que nos habíamos convertido en amigos y tú no recordaste el momento exacto en que todo nos fue arrebatado. No importaba demasiado: nos seguíamos queriendo, aunque ahora fuera de modo diferente.

7 comentarios:

Cris dijo...

Hola H., creo que al final, inevitablemente, toda pasión acaba por ser tranquilidad, es una de esas compensaciones que tienen lugar en la vida ( como eso de que "después de la tempestad viene la calma). Aunque lo mejor sea no resignarse.

P.d. ¿¡Vas a la misma peluquería que yo!? No sé, la verdad es que en materia de peluqueros soy muy, muy infiel. Sólo estuve allí una vez.

Un saludo, Cris.

H. dijo...

HOla, Cris, me refería a la ALameda, no a la peluquería. Imagino que alguna vez habremos estado por allí. Hasta luego.

Anónimo dijo...

Hermanito!!! Qué bonito es tu cuento.. pensabas en mi cuàndo lo escribiste?!? Parece mi historia.. bueno creo la de todos cuando termina una relaciòn! Voy a imprimirla y pegarla en mi habitaciòn! Besos! Tu hermanita italiana

Manenes dijo...

Me seducen muchos tus escritos y he recomendado Ti voglio bene en mi blog. Siento no dejarte más comentarios pero normalmente me dejas reflexionando... y sin palabras, dándo vueltas a las cosas. Pero enlazado sí que estás. Para leerte yo y que te lean otros.

B7s

Yo dijo...

Ignoro si es un escrito "sin más" o si está basado en hechos reales ;), pero me he sentido muy identificada con él. Alguien me hizo un regalo una vez. Iba a estar unos años fuera, aunque bajaría para ver a su familia de vez en cuando... así que quedamos todos los días que pudimos hasta esa fecha. El último día traía una bolsita. Y cuando nos sentamos en un banco me la dio. El regalo era un Cd que sabía que me gustaba. "Para que te acuerdes de mí cuando lo oigas". El papel de regalo era azul, si no recuerdo mal y, a modo de adorno, llevaba pegada una piruleta en forma de corazón.

A mí el Cd me gustaba, pero no sé por qué, me hizo más ilusión la piruleta (una que se conforma con poco :P). Supongo que porque le añadí mis propias connotaciones... No me comí la piruleta, la tenía como oro en paño. De hecho, estaba perennemente encima de la mesa del ordenador (que es donde suelo pasar más tiempo). Un día al coger algo de la mesa la piruleta se me cayó al suelo. Se rompió. El corazón se quebró en casi dos mitades, con algún trocillo por ahí roto más pequeño. La recogí del suelo con todo el cuidado que pude pero tuve la misma sensación que describes. "Mi corazón roto"

Etiam dijo...

Hola, vengo desde el blog de Yo, "Nosotras mismas y el mundo", los posts que habéis escrito los dos sobre las intuiciones me han gustado bastante,me pasa algo parecido, que de repente ocurre algo que es una tontería para los demás y yo me doy cuenta de que hay algo más :) Precioso el post, sí señor
Besiños

Eduardo dijo...

ese escritose lo dediko a mi novia, aun somos novios pero creo ke eso le hara aprnder cosas que yo ya se pero a veces no las entiendo muy bien, amo ami novia con todo mi corazon pero ella creo que ya perdio lapasion por la rlacion, ahora es mas trankilo todo... fabi mi pasion por ti no dejara de ser nunca una gran pasion, me gustas mucho y aunke despues de la tempestad viene la calma recuerda que mi tormenta de amor por ti siempre sera eterna TE AMOO