lunes, 21 de enero de 2008

Una escena menor

A veces, contemplar simplemente la sonrisa de una chica a la que empiezas a coger aprecio es suficiente para sonreír también. Todo un gesto en un mundo de sombras en el que cualquier destello nos acerca a personas que jamás habíamos pensado conocer, pequeños descubrimientos personales que hacen más grande el pequeño rincón del mundo en el que habitamos.

1 comentario:

Aranzazu dijo...

¡Malo! ¡Ya leeré V de Vendetta, deja de ponerme los dientes largos! Jajajajaja... En serio, no seas tan cruel, si no lo leo ahora mismo es porque tengo diversas lecturas o-bli-ga-to-rias pendientes. Y exámenes. Pero me pondré, eso te lo aseguro.

Por cierto, me alegro de que domines a tus fierecillas ultrahormonadas (:
¡Suerte! ^-^


¡Un viaje besos!