miércoles, 13 de febrero de 2008

Errores de cálculo

Hay muchas formas de decir te quiero, aunque tú las encuentres arrebatadoramente aburridas casi todas últimamente. Preferirías, me dices, que te lo demostrara de alguna forma y yo, ya lo sabes, no dejo de hacerlo. En estos días encuentras poemas en cada cajón, te regalo palabras con las que dormirte cada medianoche y, a veces, te escribo pequeñas notas en la puerta, a modo de bienvenida, en las que te digo cuánto te amo. Y nada es suficiente. Cada noche llegas a la cama con una lágrima en la sonrisa para dejarme claro que no me entero de nada, aunque piense en ti cada día al despertarme.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bonito, sí, señor. Me ha gustado mucho lo de "una lágrima en la sonrisa" (pero cambia el título, es muy frío).
Un beso
Tu editora

Anónimo dijo...

A algunos de ciencias nos gusta el contraste del título con el contenido del post. Título frío contentido íntimo; título que no tiene nada que ver con lo siguiente, nada orientativo... Hino, es precioso. Editora, tenemos que convencer a Hino para que publique. Al principio no sabía si es que éramos unos pocos a los que nos gustaba. Ahora veo cada día que lo que escribe nos gusta a un montón. Me encanta no ser especial en esto. Vas a ser una éditora genial cuando Hino te deje.
Un beso a los dos.
Lucía.

Anónimo dijo...

Verdad hermanito es precioso.. todo lo que esribes es especial!