viernes, 15 de febrero de 2008

I´m your man

Me enamoré de ti, no sé si recuerdas, sólo porque el cielo cambió de gris a azul. La tarde se hizo más apacible en tus gestos. Cómo no pensar en esas tardes de cielo azul en los que bebí de tus labios tanto amor. Tanto amor como me fue posible en tardes de café con nostalgia y postre.

Me enamoré de ti, no sé si te acuerdas, sólo porque tus manos se confundieron en mis dedos. Y mis dedos saludaron el placer de habernos conocido. De saber que las calles existen para que tú camines por mis noches. De saber que mis noches buscaban tu voz cuando estábamos dormidos.

Me enamoré de ti porque el cielo cambió de gris a azul. Caminábamos en silencio, y yo no quería otro color que el de tu vida. Que el de los besos vivos con que tu boca se asomaba a mi pecho. Para que, de cuando en cuando, tú te derramaras en mis venas.

Me enamoré de ti, no sé si sabrás, porque un día nos soñamos desnudos en los trenes. Solos tú y yo frente a la ciudad. Frente al vértigo innecesario de una ciudad en la que cada esquina te conserva. Desnudos en trenes que invitan al sueño. A la verdad apasionada de que yo no existo sino para vivir en tu tiempo.

Me enamoré de ti, no sé si imaginas, porque soy mejor cuando me piensas. Porque la vida, un día, te acercó a mi vida. Porque andábamos sin buscarnos, pero andábamos para encontrarnos. Y no quise entonces otro color que el de tus días. Y no quise otro calor que el de la lumbre de tus noches en vela.

Cambió el cielo, una tarde, de gris a azul. Y me supe feliz en tus intenciones. Así la vida. Tú, y una ventana desde la que ver el mundo mientras tú y yo, mi amor, naufragamos entre sábanas hasta no quedar de nosotros más que una chispa de amor que incendia la casa. Que da luz al mundo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Diossssssss, qué has debido vivir tú para escribir cosas tan bonitas.

La gata Roma dijo...

Me ha encantado. Hay una parte que me ha recordado mucho a una canción de Serrat que últimamente parece estar muy presente, es la de FUÉ SIN QUERER...

Anónimo dijo...

Ya conocìa este texto pero leyéndolo otra vez me he emocionado y he puesto una frase en mi messenger. Escribes super bien hermanito!
Ida

Anónimo dijo...

joder,Hino, qué bueno es esto. Perdón por la expresión pero es lo que he pensado al leerlo.
Ya sabes que he vuelto al sur, que en mí es como decir que he vuelto al mundo, y por eso hasta ahora no había descubierto tu blog. LLevo ya algunas horas leyéndote y tengo un dulcísimo empacho de ti, pero todo bien, un eructito y a seguir leyendo.
Besos, Macarena.