jueves, 7 de febrero de 2008

Me voy pa Caí

A veces, nos perdemos en una ciudad en la que hay disfraces en todas las esquinas. Nos gusta, ya lo sabes, ir en tren para contemplar en calma, no podía ser de otra manera, las tierras del sur donde tú y yo crecimos, tierras que nos han visto crecer. Y nos acompaña el sol aunque sea invierno (no es un poco raro para el mes que estamos ya tanto calor, escuchamos), el sol y otros paisajes que acaban por ser parte de nosotros. Hay disfraces y toda calle supone un ratito de alegría. Allí estaremos algún tiempo, pensando, como siempre, que hay sitios en los que uno puede estar como en casa.

5 comentarios:

Yo dijo...

Uuuu... qué valor... a Cádiz en Carnaval... ;)

Nosotras fuimos el año pasado a ver la Cabalgata y después no nos podíamos volver... Así que este año directamente no fuimos.

Este finde creo que también hay cosillas, pero ya en plan más tranquilo (creo)

La gata Roma dijo...

Mi abuela decía que quién le roba a un ladrón tiene cien años de perdón, otro día cuelgo otra bandera mejor jejeje
Pásalo bien en Cádiz, aunque es absurdo mi deseo, allí es imposible pasarlo mal.
Un saludo

Etiam dijo...

Muuucho valor hay que tener para venir a Cádiz en estas fechas, venir es fácil, irse es una tarea de Titanes...

Sorel dijo...

Cómorr?
Y no me avisas?
Pues agarrate que hace un levante de aúpa.

coviblog dijo...

Hola, H. Me parece bien aprovechar este hueco para darte las gracias desde tu rincón, al regalo de las miradas hispalenses que me brindaste. Con más tiempo podré contarte cómo y cuánto llevo Sevilla y Cái aquí dentro... Espero que el viaje resultara tan buena idea como siempre es.