sábado, 8 de marzo de 2008

De caza

En noches de sábado con muchas nubes y poca luna, buscas en todas las camas de esta ciudad la piel en la que una vez te sentiste tan a gusto y no te importa, para ello, arañar cuantos brazos te salen al paso. Estás reclamando, te dices, algo que es tuyo. Y dejas que tus pechos atraigan a cuantos buscan algo de vida en cuerpos ajenos, aunque sea difícil distinguir entre la muchedumbre los trazos de unos dedos que dibujaron tu sexo en tantas ocasiones. Y hay noches en las que encontrar a esa piel en tus sábanas, aúllas de placer sabiéndote vencedora, imaginándote vencida. Gritos de placer que te hacen olvidar en noches de sábado con muchas nubes y poca luna que eres una mujer encantadora.

1 comentario:

Lolita dijo...

Si algo se te ha de reconocer, es que sabes como romper un trocito del corazón con un breve texto.
Siempre es un placer leerte...