jueves, 6 de marzo de 2008

Reposición I

Destellos del mundo en el que vivimos: Chupar no mata y, además, relaja. Chupa Chups añade:

  • La acción de chupar relaja.
  • Chupando, un chupa chups, tu mano y tu boca interactúan, y esto ayuda a reducir la ansiedad.
    • P.D: ¿qué podemos añadir? Por ejemplo, que Manolo y yo todavía nos estamos riendo.
    • P.D. 2: chupar no mata, pero agota. Aunque, que conste, se disfrute de ello.

3 comentarios:

Me recordáis a mí dijo...

Cómo se llamaba la mujer del que inventó el Chupa Chups??

Anónimo dijo...

Fue un hombre: Enric Bernat.
Sin comentarios.
Tu editora

Anónimo dijo...

Volver a leer este texto me ha llevado a otro tiempo (uno de nosotros era profesor aún, y no maestro), a otro lugar (esas calles del centro de una ciudad del sur de las que a veces hablas) y a unas risas que estaría muy bien repetir (si los montones de exámenes que abarrotan o "acolapsan" mi mesa me lo permiten). Vuelve a ser primavera en esas calles, el río sigue ahí y chupar no sólo no mata sino que, además, relaja. Es perfecto. ¿Nos hacemos unos chupa-chups? Pero sin mariconadas, ¿eh?