miércoles, 2 de abril de 2008

Don´t worry, be happy

Te duelen los ojos. Estás cansado. Bostezas. Las horas se hacen larguísimas aunque no tengas tiempo para nada. Te gustaría ver la luz del sol pero quedan lejos las ventanas. No te preocupes demasiado. Malos tiempos para la lírica. Es esta calle, este compás para cadáveres, cuyos acordes desconoces. Aunque te lo dijeran miles de veces: no olvides leer el manual de instrucciones.

1 comentario:

Pilín dijo...

Este niño. A ver si dejas de estar por aquí, invitas a alguien a un café, a una cerveza y me cuentas algo bonito la próxima que nos veamos. Ya sabes que me encantaría verte sonreír otra vez.