martes, 15 de abril de 2008

Algunas tardes

Es algo complejo, dijiste. Y el viento azotó todas las ventanas. Se escuchó el crujir de algunas ramas. Cayeron algunas hojas y no quisimos salir de casa. Todos somos complejos, dijiste. Sonrieron todas las esquinas. Todos somos complejos pero yo todavía no he sabido encontrarme. Hay días en que me busco en tus ojos y no encuentro sino el destello tenue de unos paisajes deshabitados. Allí te espero, algunas tardes.

5 comentarios:

La gata Roma dijo...

Pues si, todos somos complejos, si no, hay cosas que no me explico.
Kisses

P.S. Dile a Sevilla calling, que le he comentado pero no se ha colgado, mi configuración y la comprobación de palabra siempre tienen problemas… cosas complejas de la Internet que no me explico.

Cariátides dijo...

Complejos y poliédricos, eso dificulta las cosas. Besos

Cariátides dijo...

Pero me siento afortunada
de que de alguna manera
me hayas acogido en este espacio
que empieza a ser familiar.
Yo, que he sido
hoja suelta al viento,
sin raíces con las que agarrarme.
Yo, que siendo agua,
flotaba en el aire
como partícula de nube
que pasa sin ser de nadie.

Lolita dijo...

Una espera solitaria, y encima de todo, compleja. Un triste final, pero que casi todos lo son...
Un beso y un abrazo desacomplejador

Gus dijo...

Tampoco yo no logro encontrarme y pacientemente, sin más prisa que el ahora, le espero algunas tardes en las cordenadas de un rincón del sur.