miércoles, 11 de junio de 2008

Vida enlatada II

Para María Luisa

En tiempos como éstos, tiempos difíciles para la lírica, la televisión, en una de sus más escabrosas vertientes, la telebasura ha creado un nuevo género, que bebe de las fuentes que le ofrece programas como Operación Triunfo. El esquema es prácticamente el mismo aunque sí varían los concursantes esta vez. Se encerrará ahora, durante meses, a una serie de profesores, también conocido como maestros, en un instituto durante semanas, en las que tendrán que preparar cada semana una clase magistral para el peor de los públicos posibles: los adolescentes, que tendrán la potestad de decidir quién abandona las aulas después de cada clase. Es más, los profesores serán adiestrados en el difícil arte de la autoridad por, no podía ser de otra manera, los alumnos más conflictivos del centro, amantes indiscutibles del autoritarismo y el poder ejercido sobre todo áquel que no sea ellos. Estos alumnos sacarán los aspectos más pérfidos de todo ser humano que desee dar clase alguna vez y si estos tienen la paciencia necesaria para relacionarse con ellos habrán pasado una difícil prueba. Quedará entonces el difícil reto de motivar a una clase sin ganas, aspecto éste para el que se han contratado a payasos, malabaristas o, en su defecto, magos de alta categoría y mucho tiempo libre. Así, los profesores de Lengua se dirigirán a los niños con juegos de manos, en los que ambas estarán cerradas y les preguntarán ¿dónde está el sintagma nominal? ¿En la derecha? ¿En la izquierda? Una vez captada la atención, se enseña a atacar directamente a los desdichados alumnos con preguntas cómo estás: sí, ya sabes dónde está, pero qué es un sintagma nominal. Y los alumnos, agotados de aplaudir minutos antes, volverán a sentirse desdichados y sentirán que lo mejor, en cualquiera de los casos, es nominar a todos los maestros que en esas aulas se encuentran para disfrutar de un largo y eterno verano en el que lo de menos ha de importar es estar callado, en orden, con el libro abierto y la mente despierta. Un largo y breve verano que, por otra parte, empieza pronto.

1 comentario:

La gata Roma dijo...

¿En la izquierda? ¿Maestros? ¡Ah! Ya caigo, es que como ahora parece que esa palabra no gusta y docente es mas in…
Kisses