martes, 22 de julio de 2008

Sierra Sur III

Para un buen amigo, mi sombra, Manolo

Llegaste a Osuna un cuatro de octubre con carita de niño perdido y no pudiste encontrarte hasta que encontraste a otros, que te enseñaron que todo proceso necesita un período de formación, una época de crecimiento, un camino que se hizo más fácil, mucho más, con la ayuda de otros, funcionario uno de ellos hoy, en prácticas, no deberías olvidarlo. Y todo fue más sencillo entonces, también el sarcasmo por siempre compartido por ambos, también en su puerta: alumnos, no, gracias. Aunque los alumnos hayan estado presente en tantas ocasiones. Y tantas pizzas compartidas, en las que palabras, silencios y sarcasmos recordaban que la vida no existe sino para ser disfrutada y un trabajo como el nuestro no existe sino para ejercerlo todo el día, a pesar de que todavía tú, ya lo sabes, no has aprendido a relajarte, no has aprendido a desconectar, pero lo harás. A todo se aprende, hasta a reírse de uno mismo y de los demás, de uno mismo. Y llegó Valencia, y una lección para no olvidar: dejemos las quejas, soluciones son lo primero, palabras que no olvido, los tres días en la agencia, Laura, una gran anfitriona y el conocimiento de un pueblo hermoso pero sin vida: noches de triste ironía con una sombra, sarcasmos, una camarera, y poco más, pueblo sin vida. Y algunas noches de alcohol, mañanas de clase, te he estado buscando, cuándo empiezas, qué bien vives, se intenta, Manolo, se intenta. Se intenta y, se puede, ahora, disfrutar de un trabajo que, muchas veces, nos disfruta, nos hace dejarnos llevar por los niños que seguimos siendo, segundo A lo sabe, camela, el mejor concierto de nuestras vidas, camela en rama. Y niñas de quince años que dicen, maestro, tienes un problema de madurez, qué mal, bailando en el concierto, qué mal, maestro. Un concierto y una despedida, borraré tu número, no lo dudes, el 30 de junio, un abrazo, un pequeño regalo y la sensación, afortunada, de que he aprendido, las sombras son así, mucho más de lo que yo, en este primer año, podría esperar. Y que sea, Manolo dixit, por mucho tiempo.

3 comentarios:

MANUEL dijo...

Amigo, gracias por ser eso, mi amigo. Tienes en mi blog tu propio espacio. Y en breve, mi agradecimiento sincero grabado en la letras de la red. Un abrazo

MANUEL dijo...

Te dejo el enlace a unas palabras que te dan las gracias
http://mvillard.wordpress.com/2008/07/29/amigo/

Visita mi blog y tb lo verás.

MANUEL dijo...

Te dejo el enlace a unas palabras que te dan las gracias
http://mvillard.wordpress.com/2008/07/29/amigo/

Visita mi blog y tb lo verás.