miércoles, 2 de julio de 2008

Vida enlatada III

Hey, chica de la cuarta fila, lamentablemente, hemos perdido. En este mundo de mercaderes en el que ellos dicen hola a cualquier disfraz, buenos días a toda máscara ,si acaba por resultarles rentable hemos perdido. En este mundo de ficción que algunos dan en llamar vida occidental se vende todo, desde camisetas del Che a figuras religiosas si iluminan así un espíritu cuya luz se alquila al mejor postor. Tristemente, ya no quedan ni ideas; cayeron en bolsa.

1 comentario:

La gata Roma dijo...

Claro, lo espiritual viene en celofán a un módico precio, como lo que decía Ismael Serrano: huele a pino el coche y el mar a gasolina… consecuencias de la vida occidental…
Kisses