jueves, 18 de septiembre de 2008

Have you ever seen the rain III

Llueve, de nuevo, por primera vez en este septiembre, en este tiempo de nostalgias que llega ahora y yo, ya sabes que no podría ser de otro modo, pienso en ti, en tu cuerpo. En los relatos que podríamos habernos contado mientras escuchábamos la lluvia derramarse en tus muslos, en las historias que siempre me contaron tus bolsillos cuanto tú te desnudabas y tus pies me hablaban del frío que te habitaba en las calles en las que todavía no eras el deseo de una lluvia que dejaba luz en mis labios y hacía que mi voz muriera en tus susurros. El silencio de unas sombras que acabaron por ser la cama en la que tuvimos que decirnos adiós, muy buenas, otros cuerpos vendrán diferentes al tuyo. Miro a la ventana y ha dejado de llover; otros cuerpos vendrán diferente al tuyo, dijimos, y salgo a las calles de una ciudad en la que nuestros besos se encontraron alguna vez por ver si, de una vez por todas, encuentro cuerpos que no me recuerden el tuyo, luz que no hayan vivido en tu semilla, bolsillos que sepan contarme otros relatos, otras historias.

2 comentarios:

La gata Roma dijo...

Hoy comenzó lloviendo, pero no fue mucho. Espero mas tormentas, a ver si se llevan algunas cosas y con algo de suerte, me traen nuevas. Te deseo lo mismo a ti.
kisses

Anónimo dijo...

Bueno, lo mejor de la lluvia es el olor a tierra limpia y mojada que deja después. Seguro que a todos nos viene bien un cambio de estación.

Un beso
Tu editora