viernes, 24 de octubre de 2008

Desgana

Es preocupante y lo sabes. Cada día, al abrir tu correo, encuentras, en el correo no deseado, un mensaje, y otro, un mensaje y otro de Viagra. Y no dejas de preguntarte por qué llega un mensaje cada día. Y no dejas de decirte: ¿tanta falta te hace? Pero no hay respuesta, otro mensaje acaba de llegar, a estas horas de la tarde, cuando lo más fácil es sentirse fatigado, desganado y con ganas de dormir un poco más. Sólo un poquito más.

No hay comentarios: