lunes, 5 de enero de 2009

Banda sonora original

Y saber que no hay nada mejor que escuchar el hola con que tus llaves abren cada día mi puerta, no hay mejor música en mis labios que la del beso con la que cada noche me haces mirarte hasta que mis ojos se quedan dormidos pensando en ti, en tus piernas; no hay música más celestial que el gemido de tus muslos en mi sexo en las noches en que yo penetro el tuyo.

1 comentario:

ficticia dijo...

Y qué bonitas son esas cosas tan sencillas...