miércoles, 11 de febrero de 2009

Castillos

Construimos este pequeño rincón del mundo sobre castillos de arena. Bastó entonces abrir los ojos para saber que no había espacio suficiente para tanto ladrillo. Y quedan sólo ahora las manos ociosas de aquellos que cuentan los granos de arena de los que nunca, alguna vez, se supo.

1 comentario:

La gata Roma dijo...

Según una canción de Sabina, ese sitio de castillos se llama hoy Nueva York… No sé, resulta cansado hacer algo que sabes que acabará en el suelo…
Kisses