domingo, 8 de marzo de 2009

Siglas

Hay letras que traicionan a los nombres que las llevan, es obvio, y podría haber muchas más. Poco queda de socialista en el PSOE y menos de obrero, por así decirlo; poco popular es el PP en gente como yo, en unas calles como éstas y poca unión parece existir en IU. Hay nombres que traicionan al entorno que los rodean y personas que poco saben de nada excepto que hay siglos en que quedarse en casa, al amparo de un paraguas que nos dejaron cuando salía el sol y nos reclaman ahora que no deja de llover, parece la única opción. Escribiste, una noche de pasión en la que mi cuerpo estaba desnudo y el tuyo también, te amo, pero decidiste irte a la mañana siguiente: todavía hoy busco tus muslos y los labios con los que me mentiste en una cama que no sabe de nosotros desde entonces.

1 comentario:

Manolo Lay dijo...

Tal vez algún día todo tenga solución, tanto para la Izquierda como para las palabras que se traicionan. Mientras eso llega, seguiremos intentando que sea así. No es poco.