miércoles, 15 de abril de 2009

Efímero

Caen los fragmentos de una noche interminable, como tantas otras. Frágil como el cristal, los pedazos dejan sangre en los ojos y el color de la derrota en unas pupilas que han olvidado si alguna vez la luz tuvo otro brillo que el de un negro que no parece efímero.

1 comentario:

Rizitos eléctricos dijo...

Y la orilla de cualquier playa desierta de este mundo contempla su soledad...