viernes, 29 de mayo de 2009

El mundo a tus pies

El mundo a tus pies y debajo de ellos nada, el vértigo inequívoco de saber que no hay una sola rama a la que aferrarte ahora que tu vida ha perdido pie.

2 comentarios:

Serendipiando dijo...

No soy quién para hablar sobre los demás y sus estados de ánimo.
Y menos opinar.
Pero creo, que siempre tenemos algo a lo que aferrarnos, aunque suene a libro americano de autoayuda: nosotros mismos.
Siempre seremos raíces con alas.
Un abrazo

dijo...

Sólo sentimos vértigo cuando sabemos que somos libres. Un beso.