jueves, 21 de mayo de 2009

Hagámosles llorar

Para Rocío
Era tarde de mayo y hablábamos aunque no nos viéramos; entonces dijimos:
- Hagámosles llorar.

Pensé: tampoco es tan difícil, basta con recordarles que están vivos y el mundo es una mierda. Tampoco es tan difícil, sólo se necesita un cerebro y saber que este piensa. Piensa que éste no es más que un mundo de mierda y que la vida, ya lo sabemos, nos queda grande, nos resulta pequeña, como una camiseta que has lavado miles de veces y de la que sólo queda una sombra, una silueta, algunas letras que dicen: disfruta de la vida, que son dos días, y ya poco nos queda. Aunque sea en este mundo de mierda.

3 comentarios:

Alma Rota dijo...

Exacto, hagámosles llorar!! aunque no creo que comprendan nuestras palabras, ellos son felices con un disco de los rebujitos y un poster de fondo flamenco.Dulce Ignorancia.
Lavemos las camisetas, y si no nos gustan, compremos unas nuevas.

Serendipiando dijo...

Como dicen de mi tierra y sus habitantes: a una mierda le ponemos un lazo.

Como dice un hermano que tengo con arte, la vida son tres días y dos llueve.

Así que, mierda o no, es el mundo que tenemos.

Y tampoco hay necesidad de hacerlo un valle de lágrimas.

Mejor una marisma fértil.
Un abrazo

dijo...

Así me sentía cuando escribí mi última entrada. La realidad es terrible, pero en el fondo todos disfrutamos de esto que llaman 'Estado del Bienestar'. Lo peor es que las baratijas que nos ofrece el sistema a veces nos hacen olvidar estas cosas. Es triste.