martes, 5 de mayo de 2009

Ruido

Para Adri
Hay sonidos que llaman la atención, ruidos que aturden a la inteligencia y poco ayudan a un diálogo. Cerebros que suenan a hueco, no importa el día, no importa el momento, haga sol o llueva. Y hay días de seis horas que merecen la pena, aunque sea por un minuto, un momento tan solo, en que compartes de la risa todo su sarcasmo, de la inteligencia todo su esplendor, una sonrisa irónica compartida con cerebros que saben que la anarquía es algo más que la última peluquería argentina que han abierto en el barrio.

4 comentarios:

Adri rguez dijo...

entre tanta gente ignorante siempre tienen k estar algunos k gracias al sarcasmo y, hablando en plata, a lo cabrones k son, hagan sacar una sonrisa y amenizar la jornada no? y sabes lo k keremos k ocurra, keremos k el profesor de lengua sake su sarcasmo a relucir, para k alguno k otro vea k aunk ese profesor es muy trankilo, de tonto no tiene nada

Adri rguez dijo...

xcierto ... se me olvidaba ! gracias ! :D

Ciro dijo...

Estoy de acuerdo con Adri, un poco de sarcasmo en mi clase no vendria nada mal...y ya puestos a pedir, cambia el examen de la vida es sueño anda jajaja

Serendipiando dijo...

Por esas pequeñas grandes cosas seguimos aquí ( y por la nómina) y encontramos sentido a una profesión que alguien llamó magisterio.
Un ex alumno de 35 años, que te saluda por la calle con afecto, y te hace sentir lo mayor que eres..
Un compañero jubilado que habla de tu tabajo con admiración...
O el último día de clase, borrando la pizarra, cuando se te acerca el más pinta y te dice: maestra, se te echará de menos...
Esas pequeñas cosas hace, como decía Serrat, que de vez en cuando la vida, tome con nosotros café.
Un abrazo