martes, 29 de septiembre de 2009

Banderas

Perdimos. Y una derrota llegó otra. Y todavía hoy no nos hemos dado cuenta de que un trozo de tela nos dejó casi desnudos en este rincón del mundo que algunos colores llaman patria. Ilusiones ópticas. Y traicionamos, de la peor forma posible, a los que eran como nosotros, a los que dieron orgullo, incluso vida, por mejorar un poco, un mucho a veces, las condiciones de una salud que vuelve a perderse ahora, deslocalizada, divide y vencerás, el mundo es tuyo. Y volver atrás, siempre volver atrás, traicionados ya por un trozo de tela que hace lustros, décadas nos convirtió en ciudadanos de un país, de un rincón de una esquina que alejaba a cuantos eran como nosotros. y seguimos perdiendo, desde hace años, lustros, décadas.