jueves, 8 de octubre de 2009

Canción de invierno

El invierno más duro fue aquél en que la chispa de tus dedos se hizo ceniza en la palma de mis manos.

1 comentario:

Laura dijo...

Diossss... ¡Me ha dolido hasta a mí!