martes, 13 de octubre de 2009

Ganas de nada

Llegar al instituto a las ocho y media de la mañana. Una larga y calurosa mañana de octubre en la que el tiempo parece una tarde de viento con árboles que se mueven de un lado a otro. Tantas palabras para decir que tienes que estar en el instituto hasta las nueve de la noche. Y no hay ganas de casi nada.

1 comentario:

pumuki dijo...

espero que acabaras bien el dia...
si no te importa voy a seguir por aqui un ratico...