miércoles, 28 de octubre de 2009

Un hilo de lluvia

Miro a mis dedos y están cansados, escribir es difícil si no tienes tiempo. Miro al cielo y no llueve; cayeron algunas gotas pero todo vuelve a estar seco. No hay una sola gota de agua en kilómetros a la redonda. Y un largo camino a una casa en la que nadie nos abrirá la puerta.