martes, 24 de noviembre de 2009

Colores

Para Laura
Uno mira al mundo y sólo puede encontrar colores, colores en todos los rincones. Levanta los ojos y puede intuir que la luna es sólo un punto azul que se hace más tenue a cada hora; entiende que el sol es blanco y deja sombras grises en los días. El mundo es otro a ciertas horas de la mañana, la luz distinta. Y hay parejas que se agarran de la mano y dejan raíces verdes en el camino. Es el amor verde algunas veces, rojo algunas noches, un rojo doliente que nos deja en las rodillas un poco de dolor cuando estamos solos. Algunas veces casi siempre. Siempre que contemplamos un vaso de agua clara en nuestros labios, un vaso de agua clara en que muere nuestra sed. Y es el dolor más intenso entonces, más intensas las nostalgias. Ahora que nuestros pies pisan la ventana y hay un poco de gris en las esquinas. Pasan ante nuestros ojos los colores, cansados, como nunca, de saber que todo tiene su momento. Un momento verde, verde oscuro, que lleva a nuestros bolsillos algunas monedas de consuelo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Un poco de verde que ponga color entre tanto vacío, aunque solo sea un poco..Gracias de nuevo profe!

Laura