lunes, 21 de diciembre de 2009

A pie de playa II

Nada, como a estas horas de la noche, con este frío, desear que tu cuerpo se acerque al mío, tus dedos den calor a mis manos, tus pies a mis muslos y tus labios a mi corazón. Nada como rozar cada uno de los poros de tu cuerpo y naufragar en ti, saberme a pie de playa.

3 comentarios:

pumuki dijo...

guuuuaaaauuuuuu!!!!
vaya sabor de boca para acabar el día!

Laura dijo...

A mí se me calentaron los pies de una vez...

Besitos.

Anónimo dijo...

Preciosooooo...

Un beso
Tu editora