martes, 12 de enero de 2010

Una pequeña luz

Comprendimos tarde que nuestro amor era una estrella. La imaginábamos espléndida, brillante, inmensa sin comprender nunca que hacía tiempo que todos los hilos de luz que alguna vez le dieron vida se habían extinguido. Aunque haya días en que todavía nos miremos con cariño.

1 comentario:

pumuki dijo...

una estrella fugaz....