lunes, 22 de febrero de 2010

El arte de volar

Para Heidi
Dejemos que las estrellas se pierdan entre las nubes ahora que la lluvia amenaza con naufragar en todas las aceras y volar parece imposible si no hay un poco de calor en las alas. Dejemos que nuestros pasos nos lleven a una postal de Roma con sonrisa en blanco y negro y una calzada por la que pasear hasta encontrar las huellas de una serenidad que parece irremediablemente perdida mientras la escribes. Y hay palabras, como hay raíces, que nos hacen sentir bien, aunque estén lejos, y apenas conozcamos de algunas letras los labios con que nos muerden un rato de tranquilidad. Y hay gafas que saben caminar solas y nos cuentan historias tristes de gente que está a nuestro lado y se duele en silencio por no abrir la puerta de una casa en la que las baldosas sean grises y el norte esté en todas las esquinas. Como tú, yo necesito, y lo sabes, porque he visto en tus ojos tanta vida, un poco de calle en los pies, y alguna escena de sol en las rodillas; como tú, yo necesito de los charcos de una ciudad en la que pisar el suelo mientras mis manos hablan contigo de tus viajes por los bares de una ciudad en las que un vaso de vino sin limón te sirvió para limpiar todas tus heridas.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

sin palabras

PUMUKIS dijo...

Como tú, yo necesito, y lo sabes, porque he visto en tus ojos tanta vida, un poco de calle en los pies, y alguna escena de sol en las rodillas;........

yo me quedo con frases como esta...

Anónimo dijo...

...sin saber que es "para heidi" etas lineas me encantaron...y ahora me encantan mucha mas...
...sabes que tus palabras son magicas y espero que no hagan feliz solo a mi o a lo demas...
...otra vez GRACIAS...eres un encanto y mucho mas...

pienso en ti...
bacio...