sábado, 13 de febrero de 2010

El intransigente XLI

- Hey, cuánto tiempo.
- Sí que hace tiempo, sí.
- Y, ¿qué tal todo?
- Buffffffff, a veces, fatal el ánimo, cansado, agotado, enfadado con el mundo.
- ¿Por qué ese estado de ánimo?

- Porque no sé desconectar. Si no hago mi trabajo bien, le doy miles de vueltas, pienso en cómo mejorar.
- Hey, hay que pensar en uno mismo.
- Sí, tienes toda la razón. Que no todo es ser profesor en esta vida.
- No, no lo es.
- Y, dime, ¿cómo vas a desconectar este fin de semana?
- Bufffffff, ayudando a mi primo de nueve años con sus tareas de Lengua.
- Ainssssss, si es que hay gente que no tiene solución.

1 comentario:

PUMUKIS dijo...

y eso cuando no te pregunta alguien cercano, familia, amigo... que que puede hacer con su niño de tantos años, que es que mira que le pasa esto y esto y ....

no es facil desconectar no...
feliz fin de semana!!