martes, 2 de febrero de 2010

El intransigente XXXVII

- Heyyyyyyyyy, cuánto tiempo.
- Sí que hace tiempo, sí.
- Y, bueno, ¿qué tal todo?
- No del todo mal. En realidad he tenido semanas maravillosas.
- Uauhhh, semanas maravillosas. ¿Qué ha pasado en tu vida que yo no sepa?
- Bufffffffff, no sé cómo explicarlo. He encontrado la casa de mis sueños, el lugar donde ser feliz.
- Me alegro un montón.
- Sí, pero se terminó.
- ¿Se terminó? ¿Cómo que se ha terminado?
- Sí, encontré la casa de mis sueños y perdí las llaves con las que abrir la puerta.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

ja ja ja ja

me ha encantao, esto es reciclaje de anécdotas, genial.

Besos, Inés

Benedicto dijo...

Como te dije, esto da para una canción de Kiko Veneno!

Un abrazo

PUMUKIS dijo...

dicen que los cerrajeros... y cerrajeras... se ganan la vida abriendo puertas....

Anónimo dijo...

Tú y tus despistes...

Un beso
Tu editora