martes, 9 de marzo de 2010

Parole per Heidi X

Cara Heidi,

ha salido el sol, miles de días después el sol ha vuelto a Sevilla y el sur ha dicho hola a tantos bolsillos, a tantos pantalones que dejan en las piernas un poco del calor olvidado que nos hacía levantarnos cada mañana para decirle a la mañana es hora de salir al mundo y vivir un poco. En el norte hay, me dices, cielos con nubes y frío, mucho frío, el frío necesario para que tu voz sea el eco de tantas sonrisas que tuvimos no hace tanto, cuando el río de estas orillas era un sendero por el que hablar durante horas de cuánto había cambiado el mundo desde entonces y el amor empezaba a ser una distancia demasiado lejana en tus dedos, enamorada como estabas haciéndolo de unos rincones que acabarían por formar parte de tus manos para siempre. Un mundo en blanco en el que tus dedos de nieve escriben que todo sigue igual y todo ha cambiado, un poco, un poco de alegría desde entonces, un poco de nieve y apenas ver tus ojos con claridad cuando el frío hace de tu habitación un cuarto oscuro en el que se hace difícil ver más allá de tu sonrisa, y verte reír, y escuchar, como dices, como digo algunas veces, porque tus palabras no dejan que las mías se acerquen a tus dedos y te sepan divertida algunas tardes, cuando dices, los hombres, los hombres, que no saben hacer dos cosas al mismo tiempo, y a lo mejor, quizás, tal vez, tengas razón y no sepamos hacer reír y sonreír al mismo tiempo, y nos repitamos cuando deberíamos estar en silencio escuchando a quien tiene algo que decir a nuestras venas, por sentir que la sangre late todavía en nuestros pies y estar como no hay que estar empieza a hacerse eterno. Y el tiempo cambia, porque cambian los días, y hay días que huelen a primavera aunque lleven aún la esencia del invierno, el norte, imagino, el norte, me dices, el norte y sus montañas. Y ahora me recuerdas, porque yo lo había olvidado, que los días, con sol, que las tardes, con luz, son más largos, duran más y tienen alas, y hacen de nosotros pero tú me dices, hey, son para mí, son tus palabras, y yo lo recuerdo, porque hay letras que me acercan a ti y te piensan. Era abril entonces y el sur era un sol en la espalda que dejaba al aire ese mechón de pelo que hace demasiado tiempo te cortaste en calles que también te han visitado, que también son parte de tus rodillas y te hacen temblar cuando sabes todo lo que has vivido, como te hacen temblar las cosas que la gente te dijo y que no hay quien recuerde porque hace años ya, y tú y yo éramos otros, Lisa tú por aquellos días, Lisa, lista, en aquellos calendarios, con cuarenta grados en una ciudad que no sabe de ti aunque te recuerde un poco en sus farolas a cada instante, y ahora se le haga raro verte con bufanda y el calor a miles de kilómetros de una casa en la que tienes pocas líneas que contar porque las huellas de tus raíces quedan ya en medio mundo, y son ahora tus ojos los que, como siempre, están soñando e imaginan un cuento con final feliz en el la curiosidad no es más que la puerta abierta a una tarde de verano con playa en el que el sol quema tu espalda y tus piernas se hacen una con el agua. Y ahora eres feliz en el mundo porque está nevando y sonríes, y yo sonrío, aunque me duelan los párpados, y nos puede la curiosidad y tú preguntas por mi sur pero apenas contesto, preguntando cómo ando por el norte y sus nevadas, y es genial saber que mañana saldrás a vivir un poco y será el norte un mundo mágico, un folio en blanco en el que soñarás tus pasos otra vez, otra vez llevándote a la vida. Quedará entonces el placer de reír sólo por saber que hay cosas, cosas que sí han merecido, en tus dedos, en mis uñas, en el sur, en el norte, en bocas con lengua, en ojos con alegría, en bufandas con calor y estudiantes con legañas, que hay cosas que sí merecen, muy mucho, la pena.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

...wowwwwwwwwwwwwww...
siempre un placer leer de heidi...quiero leer mucho mas de ella!!!
..que sepas que eres un encanto y mi escritor preferido para siempre...
ciao bellissssssimo
baciiiii

PUMUKIS dijo...

por supuesto que hay cosas que merecen muchisimmmmooo la pena..
------------------------
llamame despistada, pero no sé muy bien que hago comentando este post, pero hay algo, que aunque no me respondas, yo lo pregunto... ¿por que no viajas H.?