miércoles, 28 de abril de 2010

La vida sin tildes

Para Laura
La vida cansa, pero emociona, algunas veces. Salimos a la calle y miramos mas alla de las persianas por ver si caen estrellas verdes de las que protegernos con gafas de sol que hemos olvidado en los bolsillos. Buscamos en los pantalones y las gafas han aprendido a caminar y nos han dejado raices, un teclado sin tildes, algunas calles con arboles bajo los que conversar con nosotros mismos y otros, si deciden escucharnos. Dan mas sombras los arboles entonces aunque no haya tildes en los textos y la musica se haga alegre nostalgia en las aceras. Suficiente para caminar un poco y saber que hay tantas cosas por hacer y tan poco tiempo. Aunque haya palabras que no sepan llevar el ritmo adecuado en un teclado sin acentos.

2 comentarios:

PUMUKIS dijo...

jo, me he quedado embelesadddaaaaaa.... que sepas que no hay que seguir las reglas de agudas y eddrujulas y todo eso para poner tildes.. hay que poner el enfasis en lo que nosotros queramos... solo asi lo disfrutaremos!
enhorabuena!

Anónimo dijo...

ohh..al fin mi texto, te diste prisa eh? precioso, como esperaba... y sin tildes :)


Laura